Historia De Equaflor-a

Mientras el joven Mario Portilla Andrade, realizaba sus estudios en Bomboiza-Gualaquiza, se vincula con el misionero Salesiano Padre Angel Andreetta, un apasionado por el cultivo de orquidias y otras plantas, el cual le incentivo a Mario una gran afición por las orquídeas e invita a explorar la selva ecuatoriana en busca de la gran diversidad de la flora Ecuatoriana. Mario, luego de culminar sus estudios como Ingeniero Agrónomo, sigue colaborando con el Padre en el cuidado y cultivo de su gran colección. El Padre Angel al ver el gran interés y cariño que ponía Mario para el cuidado de sus orquídeas, dona parte de su colección y así es como inicia Equaflor-A, teniendo su primer invernadero en Mayancela, y al ver que su colección fue incrementándose se vio en la necesidad de implementar un nuevo invernadero en Paute, para el cultivo de ciertas especies que requieren un clima cálido.

Nuestro Laboratorio

Hace 10 años, surge la idea de crear el Laboratorio de Micropropagación de orquídeas y otras plantas ornamentales, para preservarlas ya que muchas de ellas se encuentran amenazadas o en peligro de extinción. En nuestro laboratorio se han estandarizado algunos protocolos y medios de cultivo, que ha permitido conservar in-Vitro, especies como: Cattleyas, Masdevallias, Cymbidium, Odontoglossum, Oncidium, Sobrallias, Phragmipedium, Cyrtochilum, Pleurothallis, entre otras. Como resultado de esta labor hemos obtenido nuevos híbridos, que llevan entre otros, nombres de personajes destacados de nuestra ciudad: